Catering. El protocolo en la mesa

Tipos de copas y cómo se utilizan

El éxito de un catering está en saber cuál es el protocolo a la hora de montar las mesas. La bebida y la gastronomía son dos elementos indivisibles, van de la mano en todo momento. Es importante escoger la comida y la bebida que mariden. Pero también es importante saber presentarlos al comensal y conocer el protocolo en la mesa.

Hace poco hablamos del arte de emplatar para que la comida sea disfrutada por el gusto y el sentido de la vista. Hoy vamos a mostraros el protocolo en la mesa  para presentar la bebida que maridará con la comida.

La vida hay que bebérsela y comérsela. Disfrutar de ella a través de todos los sentidos, no solo por el paladar. La vajilla y la cristalería son elementos claves en la forma de celebrar los eventos de nuestra vida. Por eso, te vamos a contar los tipos de copas que hay, cómo presentarlas en la mesa y cómo se tienen que usar.

En la celebración de un evento importante, como son las bodas o comuniones, seguir el protocolo en la mesa es fundamental. También es el momento para realizar un gran despliegue de la cristalería, dependiendo siempre del menú elegido.

El protocolo en la colocación de la cristalería:

  • Las copas se colocan frente al plato. En la parte interior de la mesa.
  • Se empieza por la izquierda con la copa de agua, seguida de la copa de vino tinto, copa de vino blanco y terminando a la derecha con la copa de espumoso.
  • La forma puede ser lineal, en paralelo con borde de la mesa, en oblicuo o elipse dependiendo del espacio entre comensales.
  • La cristalería ha de ser fina.
  • Con una limpieza extrema, sin restos de huellas y sobre todo sin deterioros.

Tipos de copa

  • Copa de agua. Es grande, cuerpo abombado y pie largo. Puede ser usada también para servir zumos, sobre todo a los comensales infantiles. Se llena sólo hasta 4/5 de su capacidad.
  • Copa de vino tinto. En estos momentos la moda impone que la copa sea ancha. Hace unos años el tamaño era ligeramente más pequeño que las copas de agua. Se llena hasta 2/5 de su capacidad.
  • Copa de vino blanco. Es una copa un poco más pequeña y estrecha ya que requiere conservar más el frío. La presentación idónea es 2/5 de su capacidad.
  • Copa de champán. Es una copa alta, de cuerpo largo con boca estrecha y corto de pie. Se puede llenar hasta 4/5 de su capacidad.

Además de estas copas, también se pueden añadir la copa de jerez, la copa de coñac o de licor. La tendencia es a sustituirlas por un vaso largo, tras el servicio de café ya que en la mayoría de los casos, estas bebidas se sirven con hielo.

Consejos de cómo usar las copas siguiendo el protocolo correcto en la mesa.

  • Los comensales deben limpiarse los labios antes de beber, también al finalizar. No es necesario restregar, basta con presionar ligeramente la servilleta contra los labios.
  • No sorber, evitar hacer ruidos al beber o trabar. Solo se chasquea la lengua en catas de vino.
  • Los sorbos han de ser cortos, dejando la copa en la mesa antes del siguiente trago.
  • No beber la copa en un solo trago. Tampoco apurar la copa. Dejar un último sorbito antes de volver a llenar. Mantener las normas de llenado presentes, nunca llenar hasta el borde.
  • Las copas de vino tinto se sujetan por el cuerpo, las de vino blanco y las de vinos espumosos, que requieren temperatura baja, se sujetan por el tallo de la copa, para no calentar la bebida.

Otro día hablaremos de las claves para elegir las copas de vino para celebrar una cata de vinos. Conoceremos cómo influyen las características de una copa de vino en la apreciación del vino.

En Amantel catering, servicio de catering en Ágreda con años de experiencia, conocemos al detalle el protocolo en la mesa. Cuidamos con minuciosidad todos los elementos y formulismos a seguir en la mesa. Nos encargamos de que la cristalería para tu evento esté en perfectas condiciones y su distribución sea la adecuada. Somos expertos en la organización distintos tipos y servicios de catering.

Solicitar presupuesto de catering