Catering para bodas: un banquete original

Bodas. Cosas que no pueden faltar

Ideas para elegir el menú de tu boda

El día de tu boda es una fecha en la que probablemente te apetecerá hacer algo diferente, no sólo al resto de tus amigas o amigos, sino también al resto de bodas a las que hayas asistido.

Por eso, la originalidad es un factor de éxito para que tu gran día permanezca en la memoria de tus invitados a lo largo del tiempo.

Piensa un poco en cómo destacar porque eso hará más inolvidable el día de tu boda.

Ideas para el menú de bodas. Tarta original

Respecto al menú, para apartarnos en este post de la idea clásica de menú de aperitivo y dos platos, te recomendamos, una vez que decidas encargar un catering, estas ideas que pueden garantizar un punto singular a la celebración de tu matrimonio.

  • Menú degustación: El menú degustación se caracteriza porque los comensales pueden probar muchas cosas diferentes y apetitosas, y, con la ventaja o punto original, de la posibilidad de innovar en los pequeños bocados con cosas muy diferentes. Esto no quiere decir que tus invitados se vayan a quedar con hambre, sino que pueden comer mucho, pero cosas deliciosas. En Amantel Catering tenemos la suerte de contar con un chef reconocido. Así que no nos faltarán ideas para sorprenderte en un menú degustación
  • Menú regional. En este caso podemos decir lo mismo que en el anterior en cuanto a salirnos de lo habitual. La comida centrada en la costumbre gastronómica de tu región siempre será una sorpresa y un éxito. Piensa, por ejemplo, en las peculiaridades intrínsecas a la cocina castellana o aragonesa. Un buen asado de cordero, cocinado de una forma verdaderamente local, puede ser lo más universal del menú de tu boda.
  • Menú basado en la gastronomía típica de vuestro lugar de viaje de novios. Imagina que viajas a Japón y quieres incluir el sushi en tu menú o recetas basadas en el mismo. Desde luego podría ser una idea totalmente novedosa y hasta casi extravagante según las ubicaciones de destino.
  • Sorprende con la tarta de boda. No tienes por qué elegir la típica tarta de boda, sino que puedes seleccionar para tu tarta ingredientes no habituales. Por ejemplo, imagina una tarta de bodas sustentada en diferentes clases de quesos o varias tablas de quesos. Incluso podríamos emplear los quesos locales, sobre todo si se trata de bodas para un ambiente rustico.
  • Otra idea original para la tarta es hacerla de torres de magdalenas en las que puedes mezclar sabores desde la vainilla hasta la frambuesa o la grosella. Si además eres capaz de pensar en combinar los colores de esta tarta de torres de magdalenas con la decoración del salón, el éxito y la originalidad están asegurados.
  • Menú temático. En este caso se trata de centrar el menú de boda en los temas que os gusten. Por ejemplo, si os gusta mucho la comida mexicana, podéis ambientar las mesas del catering y servir margaritas, nachos y tacos.

Contratar un buen catering para vuestra boda

Como ya ha quedado claro a lo largo de este texto, hay que insistir en la idea de contratar un buen catering para vuestra boda. No os dejéis engañar por grandes promesas sin conocer antes sus trabajos y garantías. Aseguraros de que dispongan de un personal de calidad, con muchos años de experiencia. Y no olvidéis preguntar por las referencias del chef, será la clave para tu tranquilidad.

Amantel Catering, surgió como el fiel heredero de un restaurante con mucha tradición, Hostal Doña Juana, pero guiado ahora por un chef innovador y de reconocido prestigio, Luis Miguel Modrego.

Tampoco es necesario tirar la casa por la ventana en cuanto al presupuesto, precio más caro no tiene por qué significar necesariamente mayor calidad.

Contrata un buen catering para tu boda. Y si conoces la cocina de la empresa de catering en cuestión, mejor que mejor. Te lo decimos nosotros que tenemos como lema el servicio al cliente y hacemos de él nuestra razón de ser.

Solicitar presupuesto de catering